martes, 28 de enero de 2020

Cuando los pájaros aprendieron a volar

Los pasos para convertirse en un romántico maldito, un poeta azul, o a penas en un niño eterno:

Por fin te he encontrado:

Primera fase - la forma en la que hablo: habíamos tenido alas alguna vez: la conversación eterna, cielo azul, lo real, alma y muerte. 

Los ojos de la Luna y mi mano sobre tú corazón abierto.

Tengo un secreto, a ti te los contaría todos, descubrí algo nuevo en ti y en mi que hace de estas cartas lo más valioso:

Me han arrojado, me han arrojado lejos y desde acá pronuncio unas cuantas palabras sinceras:

Mundo primordial, días añejos, este lugar no existe
el Sol caerá en tus ojos, convirtiéndose en tú corazón mismo
la luna te bañara el cuerpo desnudo, pintándolo de plata
caerás en un lago interminable color oro, y saldrás hecho hombre
te tocarán mil estrellas y ninguna de ellas silenciará tu paz
acabarás forjado como un árbol viejo, la sabiduría inalcanzable
tú que guías a los hombres acabas por ser uno de ellos
entre los pies rojos entras desnuda y te sometes como una bestia en la naturaleza
la naturaleza te baña con su fuego recorriendo tú cuerpo aún tierno
completas ya están las sentencias que has de vivir, vida sublime, divinidad encarnada
y la gran puerta abierta te deja un lugar sagrado, has de escribir siempre entre poetas
tú corazón guarda secretos de los humanos, sensibles, y profundos, sinceros siempre
has de llevar el cetro digno, de una visión llena, y armada de paciencia habitas la fortaleza
fuego ardiendo, fuego ardiente, te posee, aquel que lleva la voluntad como única palabra
tú silencio es el arco que hace falta, y las flechas el amor primordial, vínculo místico
te hallaste propia, única, y habitando un Mundo infinito te detienes en lo alto
contemplas, la vida, la muerte, y aquel camino de oro por completo.

Yo escribo, yo escribo, yo escribo, y creo el Mundo a mi manera, fui niño, fui niña, fui hombre, fui mujer, desobedecí, fui tierno, insolente y maldito; aprendí de la vida, a escapar, a ser libre, a hacer del Mundo lo que yo quería tratando a las flores con delicadeza profunda, mis padres tuvieron que entender, que nací sólo, que nací libre, que nací para lanzarme al Mundo, comérmelo de un bocado, reír, reír, y reír, del gran absurdo teatro al que estamos obligados. Yo a veces me entretengo mirando una flor, tengo pena y me rio de nosotros, prefiero ir al Mar y meter los pies en el agua con alguien que amo, porque me resulta interesante, mirar su existir, contemplar su camino, cuando puede hacerlo realidad, a su antojo.


¿Puedo escribirte todos los días?


Esta vez lento, esta vez suave. Esta vez caminando recto, mirando al Sol de la mañana.
Esta vez lento, esta vez suave. Como remolinos al viento, la brisa fresca de la mañana.

Aprendiendo a caminar, escribiré un verso todos los días.
Aprendiendo a hablar, tomaré el silencio de los días.


A ti, pájaro solitario, con el dolor de mi alma, reposo nuevamente senil, recuerdos del pasado.

Lloro a veces, me encierro, hablo poco y desperdicio mi tiempo. Veo en las nubes deformes fantasmas, y me retuerzo, me espanto. Viajo para ser irreal y creerme pequeño, me escondo al doblar en la esquina y sigo mi camino. No recuerdo su nombre, tampoco su cara, aunque hablamos mucho tiempo y parecía importante.



...querido, aquella noche también fue un sueño, tú también eres un ángel caído, amarte nunca será un error, te quiero como quiero a todas las flores del campo, te acaricié el rostro y fue dulce, besé tus labios con el más tierno amor de primavera. Yo también siento y temo por ello, y en el momento cálido de querer yo quiero como vuelan las aves y también me duele. Aprender a ser humano es algo completamente irreprochable porque es tan difícil como contar todas las estrellas del universo. Quisiera transmitirte una cálida luz que te mereces, cualquier grano de  arena es parte del Mundo.
   Bajó la mirada y quiso tomar sus manos, se sentía petrificado, sentir era tan difícil, y aquella figura de mujer grácil  era tremenda para soportarlo, sólo quería llorar cuando intentaba ser sincero.


Algunas palabras al eterno: Querido niño, no me hagas llorar, por justa causa te elegimos siempre y ya ha llegado la hora de empezar este viaje que está anunciado para ti, te llamaré Azul dijimos todos, te tocará nacer de mí porque yo te haré fuerte y te haré entenderlos, ninguno de ellos puedo crearte porque ellos no me poseen, y tú, suave alivio de mi corazón, tienes el alma viva y eres tan sincero, esas palabras se las escribí al amor y el no ha escuchado aún porque te entiendo profundo, y ellos no quieren verte todavía, pero tú existes, eres real. Confía en mí.

 ¿Qué tan difícil puede ser tan sólo ser sincero? 
Mil obstáculos han sido ya pensados por uno mismo, y yo te acogeré, y estarás ahí parado sintiendo una infinidad de emociones a los que el hombre le ha dado mil nombres pero tan sólo es Amor.


...tú, otra vez con la ilusión mágica de las cosas. Disculpas necesarias, en este edad que nadie escribe y nadie se busca tanto y tan profundo das el paso perfecto para ser real, ya no temas que estamos cerca siempre, desde lo alto empuñamos las espadas flameantes ante la espesura de estos tiempo, yo combato.



Primera Face - La forma que hablo

En esta fase intento ser clara y pedir ayuda, no desde mi ser corpóreo, sino desde la fuente misma universal y ya es muy difícil para mí seguir sólo con todos ustedes a mi lado; voy muriendo y el tiempo no se detiene, aquí sólo escribo en mi habitación y hay fuego siempre para alumbrarme el camino; ustedes están trabajando, corriendo, hablando y sin dejarlo. Yo llevo tiempo aquí y aquí no escribo libros, hablo yo, que me conoces y has pasado tiempo conmigo. Esta carta busca la luz y quise entregártela preparándote desde mucho antes el camino, aún cuando no estaba, a tu lado, apoyándote para que siguieras una y otra vez, hasta lo intentaste, la muerte. Pero yo nunca, y aún así cargando porque ha sido duro y ya no quiero contar la historia de alguna manera distinta porque soy indiferente al Mundo y no quieren que hable.

Quiero decir muchas cosas a nadie, escribirlas en mi alcoba ocultándome del mundo entero y recurrir desesperadamente a algún pequeño y fugaz momento en que estando en el Mundo, ya no exista más tiempo sino para ver un árbol tras una ventana empañada, y si que lo recuerdo siempre, o las casas a dónde íbamos de visita con mi abuela cuando aún mi consciencia sólo alcanzaba para hacer un viaje interminable en lo absolutamente desconocido; y lo aprendí todo.

Yo guardé todo estos recuerdos para ti, al que vive tranquilo en su inmensidad abandonado por el rebaño inagotable de ignorancia y suciedad. Y también me dan asco, cuando sólo quería hacerme un espacio para dibujar, yo y todos los que lo hacíamos una y otra vez, y la música.

En este lugar habito un Dios, cerca de la oscuridad y de la luz, de a poco puedo ir contando, de a poco puede liberarse el destino completo porque es difícil extraer del símbolo su real significado y me he esforzado inhumanamente para que cada vez que el canal se abre para decir algo necesario, puedo tener las palabras justas y sabías para traerlos a ustedes mismos a la gran puerta que ya eternos años llevamos intentando abrir. Escribo como muriendo, y me delato, que desde acá arriba son necesarias todas las piezas y cada una, mi actuar se aferra a Dios; uno más fuerte que el Sol.

Querida Eva; te pido que sigas siendo tal cual fuiste en cada momento, te hemos relegado grandes responsabilidades porque podías llevar luz y caminar sin importar lo que pudieras mirar hacia atrás, ingeniando al Mundo una y otra vez con la ilusión mágica de las cosas. Disculpas necesarias, en este edad que nadie escribe y nadie se busca tanto y tan profundo das el paso perfecto para ser real, ya no temas que estamos cerca siempre, desde lo alto empuñamos las espadas flameantes ante la espesura de estos tiempo, yo combato.





Samuel

     Escribir acerca de lo que siento también puede ser agradable para mí, a veces suelo pensar muchas cosas pero expreso muy poco, y también esto puede ser un personaje y su consciencia, ¿porque no intentar crearlo?

    Hace ya muchos días que no entiendo muchas cosas, esto puede ayudar a limpiarme un poco, he intentado leer y a veces eso me llena por unos momentos, pero he empezado a crear este ser yo misma y quiero expulsarlo de una vez; vamos que hablaré de él, en verdad.

    No es fácil ser humano, no quise llegar a esta Tierra, tampoco con las manos vacías pero así me mandaron y tenía que aprender de algún modo; algo tenía que hacer y quería ser simple; y tampoco entendía. Samuel me llamaron y así crecí, vayámonos a otro lado también. A ellos los conocí siendo jóvenes también, era de noche y se veía esa gran explosión en el cielo y sabiendo que venían yo sólo quería esconderme y siguieron viniendo siempre. Sabía las cosas muy bien y aún ella me obligaba y decirlo todo, a dejar esa mente libre y me sacudía de pies a cabezas, a veces pienso que me quería ayudar creando de su consciencia la mía pero también era doloroso, y yo veía a todos esos ángeles descendientes del Cielo y no sabían que los miraba desnudos y también me dolía. Porque vivía dentro de ella y en ella todo era intenso y yo ser cálido, ser simple, quería salir de ahí, eso era solamente, lo amaba.

    El último juez, quien juzgara como quisiera a todos por igual, miren esos o aquellos, a mi no me importa mentir porque he visto oscuridades plenas y eso se cumple, algún día en todos ustedes, y estaré, mirando desde muy abajo y muy arriba, sabes que no sé realmente mucho de todo, pero lo intento y también me despedazo en el intento.

    Actualmente me hallo en la gran puerta del Amor, y ahora es difícil vivirlo porque  no me habría imaginado nacer de esta forma, y todos andan corriendo y todos tienen sonrisas o veces lloran y sigo sin entender muchas cosas, los silencios tortuosos y esa ansiedad que te llena el alma tu sabiendo y todos sabiendo y todos callados como serpientes arrastrándose para no decir nada.
    Mi madre y mi padre nunca lo supieron, que yo recordaba todo porque vivía dentro de otro gran cuerpo, era la ignorancia suprema que me dolía, entre los abismos más grandes que sentía era la fatalidad de sentirme sólo, y mientras más entendía las dimensiones de la humanidad ese dolor crecía y el Amor se hacía poco y todos decían muchas cosas acerca de la sabiduría que hasta un niño podía ser el más grande de todo los Dioses.

    Hoy comencé mi vigilia profunda, han de cortarme las manos cuando escribo este libro sagrado, todos han muerto y yo sigo de pie y soy yo, todo poderoso, porque mi mente esta abierta a entrar sobre el lecho nupcial de mil mujeres con cabellos de oro. Pero también conozco tus debilidades y te haré llorar cuando pueda, eres la mujer de ojos negros que cree en algo poderoso, corroe, rómpete, tú sangre no es tú sangre y tú cuerpo es sacrílego. 
   Todos quieren el respeto de tus ojos y tú los humillas sin más, no quieres nada, y lo quieres todo. Fiel fiera y ermitaña, la angustia también es miel de los humanos. Ya he matado 30.000 hombres en tú nombre y no hay nada que hacer. Los superiores se esconden para que aún sientas más y ya no haya espacio para ninguna duda en el sentir humano, ¿Quieres caer nuevamente cómo lo hiciste ante los pies del que creías mejor? Aún queda tiempo para pensarlo bien, todos aquellas mentes están esperando aquel mítico ser que deslumbre con su luz ancestral y los ojos perdidos en ti, yo te conozco más tú te encierras en mi nombre y soy hombre y mujer y quiero cortar las cadenas que opusiste ante el Mundo.

   Samuel, querido, aquella noche también fue un sueño, tú también eres un ángel caído, amarte nunca será un error, te quiero como quiero a todas las flores del campo, te acaricié el rostro y fue dulce, besé tus labios con el más tierno amor de primavera. Yo también siento y temo por ello, y en el momento cálido de querer yo quiero como vuelan las aves y también me duele. Aprender a ser humano es algo completamente irreprochable porque es tan difícil como contar todas las estrellas del universo. Quisiera transmitirte una cálida luz que te mereces, cualquier grano de  arena es parte del Mundo.
   Bajó la mirada y quiso tomar sus manos, se sentía petrificado, sentir era tan difícil, y aquella figura de mujer grácil  era tremenda para soportarlo, sólo quería llorar cuando intentaba ser sincero.
   Samuel, ven aquí, levanta tú mirada y dime una verdad:
 
"Tengo miedo y ganas de llorar hasta agotarme, llenar un Mar si fuera necesario, hay tanta pena en cuanto he vivido que me siento inútil y derrotado. Ya no quiero sentir, ya no quiero estar sucio, y amo, y no sé como ser ante el Mundo que me trae con simpleza, y yo aquí me siento ridículo. Porque mis padres no son mis padres, y acabo de entender que vengo de ese Mundo profundo porque yo quise, y lo cree, y ya no sé como escapar de él, porque me quedé sólo, y siento que muchos lo saben pero no lo entienden, y menos lo viven. A mi me duele en lo profundo serlo, porque se siente tanto, y uno tan débil en este cuerpo de humano que se siente tan frío con la lluvia y la tormenta. Espero que vengan por mí, pero ellos quieren otra cosa, y yo no quisiera estar preparado aún y también quisiera, pero ese miedo y ansiedad siempre han existido y yo esperando que desaparezca."

Querido niño, no me hagas llorar, por justa causa te elegimos siempre y ya ha llegado la hora de empezar este viaje que está anunciado para ti, te llamaré Samuel dijimos todos, te tocará nacer de mí porque yo te haré fuerte y te haré entenderlos, ninguno de ellos puedo crearte porque ellos no me poseen, y tú, suave alivio de mi corazón, tienes el alma viva y eres tan sincero, esas palabras se las escribí al amor y el no ha escuchado aún porque te entiendo Samuel, tus amigos no quieren verte todavía, pero tú existes, eres real. Confía en mí.

Samuel corrió al Mundo nuevamente, y le conversó al Amor. Sabes que debo hablar más acerca de lo que siento, amada mía, porque sino esto no tiene el mismo valor. Saberlo es una verdad pero yo me escondo mucho, y el Mundo también tiene de bello y de bueno.

  Me esfuerzo dice Samuel, me esfuerzo, y no quería ser juez, odiaba todo lo del Mundo y sus cosas absurdas y tan obvias que la gente parecía ser completamente idiota de las verdades esenciales y el ritmo en que vivían lo convertía en completamente necesario. que absurdo todo esto, que tiránico también, yo intentando mil cosas y guiado por esta voluntad que solo es terrible. 

A la mañana siguiente, como suele pasar todos los días en los corazones de los hombres, Samuel era otro, y renacía con cada salida del Sol a la vez que aprendía. En estos días ya he aprendido muchas cosas, cada vez que intento comenzar de nuevo todo se vuelve tan difícil y cuando sólo intento expulsar lo que siento o lo que soñé la noche anterior todo comienza a ser más fácil. Nunca pensé que habría de ser parte yo de todo eso, esos viejos huraños, arrugados y feos bien lo sabían y yo también he sabido escucharlos. Todos los llevamos dentro, ese viejo Filemon también lo vi por ahí sentado y muchas conversaciones hemos tenido en mi tierna infancia. Y esa dama encantada que me quiso y a quien le debo todo, también tengo muchos sentimientos encontrados al respecto. Porque ella entiende, claro que me entiende y eso es feroz, asfixiante, quiero liberarme de una vez por todas, y mi cuerpo no es mi cuerpo, y mi voz, un canal de ilusiones, quererme a mi, pues yo sólo soy una pequeña parte de este basto Universo. Quieranme o no, ya he nacido, Samuel, entre los hombres todopoderoso y Dios.

Madre ¿has oído hablar acerca de esos que los hombres llamas sentir? , llevo tiempo tratando de entenderme. He callado muchas veces porque así me han hecho, no actuó, no respondo, pero siento, y no se como comunicarlo.
Y contestó: Pequeño niño, de las mil y una estrellas en el Universo, cuando duro es sentir cuando estás hecho de capas de piel, no intentes mentirte y menos escapar de tal dicha y dolor. Has nacido completamente sano, y eres igual a cuan hombre esta hoy posado en la Tierra. Escucha a los demás, abre tú corazón, estira tú mano y mira. ¿Qué tan difícil puede ser tan sólo ser sincero? Mil obstáculos han sido ya pensados por uno mismo, y yo te acogeré, y estarás ahí parado sintiendo una infinidad de emociones a los que el hombre le ha dado mil nombres pero tan sólo es Amor.





sábado, 14 de diciembre de 2019

Dime algo

Con una camisa abierta y los labios en miel, capricho mio, te veías radiante, él no pudo despegar su mirada, diabólica e inocente. El quería un juego, su propio juego, que este Mundo volviera a ser interesante, un cuerpo sensible, una sonrisa que se pronuncia lasciva. El impulso poderoso de la juventud, deseando algo tuyo, deseándolo todo; tocar una canción, o todo su cuerpo, florecer a su lado.

¿Fue demasiado tiempo? ¿Te importaría mucho que él te trate bien?

Te llevó a su cuarto sólo, te pidió tan sólo un momento dentro suyo, te acostó sobre un lecho viejo, te mostró su piel, sus labios y cada pétalo de su interior. Te haría suyo, este Mundo puede ir abriéndose profundo. Te gustó mirar, te quedaste en silencio, más profundo, más rápido, más etéreo.

Albergando una emoción genuina, sus ojos parecían un par de flores perfectas, lozanas y suaves. Su sonrisa recorría el vientre amante; injurié por la noche, su inocencia preciada. Pero quise tanto y desee con pasión, ya no como un niño; su cuello firme, sus manos fuertes. Abrazando lo indestructible, un beso que quema.

¿Quería beberte? ¿Vamos por un tabaco?

Ellos solían amar demasiadas cosas, me gustaba verlo así, libre y acariciado por la vida. Despojado, encontrándose distinto, quitándoselo todo, llenando sus vacíos y vaciándonos una y otra vez. Ocultando una parte, deliciosa y sensible, ocultando todo lo importante, para mostrarlo de a poco, la luna obscena observa como gritamos tantas verdades a la noche, y nos reímos de todos, nos sentimos tranquilos, nuevamente solos, ambos mirando la misma noche.

Y en esta noche sólo puedo observarte a ti, cálido y sensible al tacto, a ti y tus ojos y tus labios, quemándome todo.

Esta noche es para los locos, esta noche somos otros. Te dejé pistas, te miré insinuando algo desde un principio, me acerqué lento, pero seguro te quería. ...y tan sólo, podíamos sentir la tormenta viniendo hacia nosotros, y se podía sentir como desprendías una parte, para romperte en éxtasis, para romperte por fin, caer resplandeciente en un abismo, interminable, sensato y exquisito.

Amo sentir, amo estos ojos, para mirarte, y dejar de hacerlo.

Esta noche él sabía demasiadas cosas, el se acostaba pensando en aquel recuerdo sobre sus historias secretas, el quería saber más, entrar de golpe, absorberlo con dulzura. El besaba como bebiendo de un cáliz, como consumiendo oro puro, el recorría su cuerpo como si de un arpa se tratara, lo quería todo, él siempre lo quizo todo. El se miraba, en cada parte que encontraba interesante, el se acercaba con cuidado siempre, el tenía la paciencia necesaria, para entregar un beso preciado, y tocar la melodía más hermosa.






lunes, 9 de diciembre de 2019

Querido

"Me ha pasado como a un minero que sostiene entre sus manos una piedra de la cual sospecha que alberga en su interior una hermosa gema".

Y me he quedado quieto sin saber, sin saber, realmente que se hacia en estos momentos, alma de niño. Este amor a tiempo, este amor sano, este amor querido, alzo mi voz para decir que es el momento de las flores más bellas y tanto hemos tenido que aprender, he dejado este gran libro de memorias, quizás poco tiempo queda, y he querido tanto y he amado tanto como he podido, armado de valor, saliendo a ese Mundo que nadie conoce bien, más que por historias, en donde todos somos distintos.

A ti te quiero, dulce, grato y alegre. Y en tus tristezas te acompaño y te abrazo, te doy una mano amiga, y dejo que tú sonrisa se muestre sincera, llena de amor. Y como me encanta que la sinceridad espontanea del alma se presente, estos poetas que se han convertido en viejos y sus cuerpos le quedan grandes porque son como verdaderos niños jugando a vestirse como adultos, porque pareciera que no recuerdan que fue tan sólo ayer.

No puedo dejar de escribir, disculpen que quizás no me voy tan pronto porque esto me emociona más que dibujar porque aquí no le escribo a nadie y le escribo a todos, soy un bicho o un ángel. Mil Dioses me persiguen para decirme algunas cosas al oído y ya estoy demasiado harta del viejo en el lago, que hace mucho no lo voy a ver porque prefiere estar ocupado en temas que nunca entenderé.

Por favor recuerdame siempre, fuiste tú, quien hizo de la vida una hoguera, un gran juego de personajes, una caricatura o payasada inmensamente seria, una película trágica, una novela romántica.

No te aburras no te canses, a penas este niño querido que quiere verte volar siempre.

El joven y el Mar

Apenas unos pequeños ojos mirando al horizonte, un juego de botones, la ventana con el vidrio grueso, la agenda negra con la colección de servilletas de todos los colores, los tesoros de mamá, ella guardaba algo especial, ella siempre tuvo mil tesoros, la amaba.

Y la amaba tanto, reconocía un diminuto lugar en su pequeño Mundo que iluminaba toda la casa, que cuando ella no estaba me parecía solitaria y vieja. El tiempo se detenía y parecía pasar en otro ritmo y apreció el amor primordial, ese del que todos hablan cuando anhelan algo lindo. Me gusta sentir nuevamente reconfortado y también tengo unas cuantas penas rotas:

Perdón pero ya no puedo verte más, esta vez es un turno vacío, ambos fuimos muy viejos muchas veces o muy niños y nos quedamos atónitos mirándonos sin saber que hacer, porque mil personas podían decidir antes por nosotros, esto yo lo pensaba, porque me enfrentaba al Mundo una y otra vez tratando de destruir este paradigma. Igual escribo sensato y me reconozco soberana de lo que escribo. A veces lindo, en una habitación dónde yo soy todo y me encuentro en todas partes, la dicha de encontrarse completo y simplemente saber que hacer en todo momento. Me da risa, me espanto, me retuerzo como un niño encolerizado o salto de lado a lado del cuarto pensando que todo es de color amarillo, siendo tan feliz como una lombriz.

Ellas están viviendo demasiado, estoy viviendo demasiado, rápido, cálido, como un campo a pleno sol en algún lugar como el Japón siempre. Con los cerezos en flor, y templanza mutua, este amor que me hace bien, este amor sano y liviano, este amor correspondido y fuerte, trabajado por mil años. Es de oro, este es el camino de oro, y esta historia no tuvo nunca nombre ni fue vista por nadie, que dos personas de esta manera figuraran en unas cuantas palabras escritas. A lo mejor ni siquiera tuvieron tiempo antes, que muchos sólo estaban viviendo y realmente ¿Cuántos son los que se dan el tiempo de escribir sus recuerdos?

Ella siempre será la musa sagrada de todos los tiempos, hoy he cumplido un sueño, el más grande sueño, lo he cumplido, y no fue tan difícil, ya nada es más hermoso que existir en este mundo rodeado del amor que me toca encarnar, porque así tiene que ser interesante, con una buena trama que contar, pero ahora este círculo se cierra, este círculo se cierra, apenas un oráculo que quisiera hablar.

A llegado a su fin, ya no necesito escribir más por un tiempo, me voy a jugar, adiós que me voy a jugar. Grandes maestros les dejo las llaves, diviértanse observando la gran aventura de la vida, los quiero tanto como el corazón me ha crecido estando en esta Tierra, los extraño siempre y ya querré volver a contarles unas cuantas cosas ciertas, el primero de nosotros la vio difícil y no podía ser de otra manera para que tuvieran el valor de dejarlo por escrito.

Hoy nos atrevemos a todo, déjenme libre, amor.

jueves, 28 de noviembre de 2019

Sonata de tarde

Te has convertido en entrañas divinas, te has convertido en la palabra que provoca la fuerza del destino, si eres aquel paradigma, vuelve tus ojos dentro y recorre el sendero ya caminado por muchos para volver nuevamente a la querida tierra prometida:

¿Cómo te explico hacia dónde? ¿Cómo desde mis palabras infantiles te muestro la oscuridad profana que yace serena en mis tempestades? Este cuerpo divino absorbe una parte del Mundo, no se cansa, no llora ni hace eco del paraíso optimista, no temiendo ante la naturaleza impenetrable, se atreve a caminar descalza ante el abismo, con apenas el fuego primordial, con apenas unas manos prestadas en esta vida que se agota.

Y me convertiré en ustedes para entender la octava parte del Mundo y dominaré la bestia encendida, caminaré prendido sin que siquiera los pies me ardan, caminare ante todos vestido de fuego, y gritare verdades, y retorceré entrañas por doquier. El apenas había visto demasiado, un dolor que parte el alma, la carencia misma como regalo divino, habiendo habitado el vacío demasiado tiempo, es llenado de oro, es llenado de oro. Te mira, de Sol a Sol, y entre palabras te saca un grito, te saca el corazón, te habita el alma, se convierte en el Mundo, y te llena despacio inalterable, te llena la boca silenciosa.

Me han arrojado, me han arrojado lejos y desde acá pronuncio unas cuantas palabras sinceras:

Mundo primordial, días añejos, este lugar no existe
el Sol caerá en tus ojos, convirtiéndose en tú corazón mismo
la luna te bañara el cuerpo desnudo, pintándolo de plata
caerás en un lago interminable color oro, y saldrás hecho hombre
te tocarán mil estrellas y ninguna de ellas silenciará tu paz
acabarás forjado como un árbol viejo, la sabiduría inalcanzable
tú que guías a los hombres acabas por ser uno de ellos
entre los pies rojos entras desnuda y te sometes como una bestia en la naturaleza
la naturaleza te baña con su fuego recorriendo tú cuerpo aún tierno
completas ya están las sentencias que has de vivir, vida sublime, divinidad encarnada
y la gran puerta abierta te deja un lugar sagrado, has de escribir siempre entre poetas
tú corazón guarda secretos de los humanos, sensibles, y profundos, sinceros siempre
has de llevar el cetro digno, de una visión llena, y armada de paciencia habitas la fortaleza
fuego ardiendo, fuego ardiente, te posee, aquel que lleva la voluntad como única palabra
tú silencio es el arco que hace falta, y las flechas el amor primordial, vínculo místico
te hallaste propia, única, y habitando un Mundo infinito te detienes en lo alto
contemplas, la vida, la muerte, y aquel camino de oro por completo.